mundo

UN MURO DE POLICÍAS

La caravana de migrantes arrancó el 13 de octubre en Honduras y salieron rumbo a Estados Unidos. Se fueron del país por la pobreza generalizada y la violencia que generan las pandillas. Este domingo cuando quisieron cruzar la frontera de México tuvieron problemas con la policía y murió un hondurense por una bala de goma. El secretario mexicano de Gobernación, Alfonso Navarette  condenó el incidente: “El gobierno de México rechaza las manifestaciones de violencia ocurridas en la frontera con Guatemala y reitera que la única vía para ingresar a México es el cumplimiento de las leyes migratorias”.

Todavía les queda por recorrer muchos kilómetros para llegar al primer paso fronterizo en McAllen, Texas. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump adviritó: “Es una invasión a nuestro país y nuestro ejército los está esperando”. 5200 militares es lo que ordenó Trump para poder frenar a los 7 mil migrantes que estarían llegando.