Sociedad

ENCONTRARON SU CUERPO

Jorge Bustamente, de 25 años, era intensamente buscado desde la semana pasada en Tandil cuando salió de su casa a la madrugada y nunca regresó. Poco después su auto apareció incendiado y con rastros de sangre en el baúl. El domingo, gracias al testimonio de un pescador, el cuerpo de Jorge apareció en el arroyo Langueyú, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Tandil.

Los familiares inmediatamente identificaron a la víctima por un anillo que tenía sus iniciales. Los peritos observaron que tenía un fuerte golpe marcado en la cabeza y sospechan que murió asfixiado por ahorcamiento porque tenía un cinturón alrededor de su cuello. El primer detenido por el hecho es Nahuel Morales (19), un joven con el que Bustamante se encontró la noche en la que se lo vio por última vez.