deportes

"NO SOY OBESO, ESTOY GORDITO"

Actualizado 29/01/2019

Luego de la polémica jugada en la que el árbitro Néstor Ortigoza reaccionó y comenzó a empujarse con jugadores de Huracán, la imagen del cuarto árbitro tratando de separarlos fue la que tomó protagonismo. El árbitro llamado Matías Beares fue fuertemente criticado por su “silueta” que denota un mal estado físico para dirigir.

La indignación se extendió por las redes sociales y alcanzó, por ejemplo, al ex árbitro internacional Javier Castrilli. Por su parte, Beares se defendió: No soy obeso, estoy gordito, pero la ropa tampoco ayuda, pero su descargo no sumó, y abrió una brecha que salpicó hasta a Javier Pipo Marín, el vicepresidente de Acasuso y dirigente de AFA.


Te puede interesar

Top