confesiones

DR. PATRICIO CACACE

Actualizado 24/01/2019

Por Gonzalo Saá

Patricio Cacace es médico de familia y magister en epidemiología, gestión y políticas de salud. Además, dirige la Fundación Aequus. Charló con elpodio.news sobre el hantavirus. El brote del virus comenzó en la Patagonia pero se extendió por todo el país y ya provocó 14 muertes. Los cuidados que hay que tener y cómo mantenerte a salvo de este roedor.

¿Qué es el hantavirus?

Es una zoonosis emergente, una enfermedad viral aguda causada por el virus Hanta, transmitida por ratones silvestres (colilargos), que eliminan al virus por saliva, heces y orina.

¿Qué hace?

Las enfermedades asociadas con los hantavirus afectan principalmente los vasos sanguíneos e involucran grados variables de dilatación capilar y edema. En los casos registrados hasta ahora en nuestro país el virus ataca en la mayoría de los casos la pared capilar pulmonar, se produce un respuesta agresiva del sistema inmunológico, y se produce finalmente edema pulmonar, que puede derivar en el llamado "síndrome cardiopulmonar por hantavirus".

¿Cómo se contagia?

Los hantavirus se transmiten fundamentalmente por inhalación de aerosoles cargados de partículas virales provenientes de las heces, orina y saliva de roedores infectados. Otras vías de transmisión son: por contacto con excrementos o secreciones de ratones infectados a través de las mucosas conjuntival, nasal o bucal; mordedura del roedor infectado; y también por transmisión persona a persona (secreciones y fluidos humanos).

¿Cómo se puede prevenir?

Las medidas generales de prevención incluyen fundamentalmente evitar  la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones, ya sea dentro de las viviendas: tapando orificios en puertas, paredes y cañerías; manteniendo limpios y ventilados los ambientes (limpiando pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y estantes con una parte de lavandina cada nueve de agua, humedeciendo el piso antes de barrer para no levantar polvo; ventilando por 30 minutos como mínimo antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados); y  cubriéndose boca y nariz con un barbijo N95 antes de ingresar a galpones que permanecieron cerrados por mucho tiempo.

Fuera de las viviendas: colocando huertas y leña y cortando pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.

Al aire libre: acampando lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable; si encuentra un roedor vivo no se debe  tocar y se debe avisar al municipio/guardaparque; y si se encuentra un roedor muerto hay que rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar 30 minutos, luego recogerlo con guantes y enterrarlo a más de 30 centímetros de profundidad, o quemarlo.

Siempre recordar que se deben lavar las manos frecuentemente, y que las personas con síntomas de la enfermedad y nexo epidemiológico deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta, evitando el contacto estrecho con otras personas.

¿Qué síntomas pueden aparecer y cómo hay que reaccionar?

El síndrome cardiopulmonar por hantavirus puede presentarse como un cuadro leve con un síndrome febril inespecífico en el que generalmente los primeros síntomas son similares a un estado gripal: fiebre 38°C, dolores musculares, escalofríos, cefalea, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea sin compromiso de vías aéreas superiores. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse dando su manifestación más grave con insuficiencia respiratoria grave y shock cardiogénico que puede llevar a la muerte. La infección se puede presentar también con una forma febril indiferenciada, o con diferentes formas de compromiso abdominal, renal, hemorrágico o neurológico. La reacción ante los síntomas iniciales (inespecíficos) dependerá del nexo epidemiológico del paciente, es decir si estuvo en contacto con algún caso confirmado de Hantavirus, o si ha tenido mayor riesgo de exposición (viaje a zonas endémicas dentro de las 4 semanas previas al inicio de los síntomas y haber realizado tareas laborales o recreativas de riesgo).  

¿Tiene cura?

La mortalidad ronda el 30 a 50% de los casos, por lo que entendemos que con medidas de sostén, aislamiento y monitoreo, la mayoría de los afectados logra recuperarse.

¿Se esperan muchos casos más?

En la Argentina tenemos 4 zonas endémicas: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut); entre todas generan alrededor de 100 casos anuales. Es decir que sí, en dichas zonas, pueden aparecer más casos. Particularmente en el caso del brote de Epuyén (Chubut), se registraron hasta la fecha 28 casos positivos con 10 fallecidos (35,7%), y se está aplicando una estricta vigilancia de los casos sospechosos con nexo epidemiológico positivo, y seguimiento clínico a los contactos de los casos confirmados. Sumado a ello se aplicaron alertas a los equipos de salud, y se difunden constantemente las medidas de prevención a la población en gral. Con todo esto, se espera contener el brote.

¿Por qué el virus del sur del país es distinto que el de Buenos Aires?, ¿uno puede ser transferible mediante otro humano y el otro caso solo con la presencia del roedor?

El virus que genera el brote en Epuyén es de la cepa Andes Sur, que en el año 1996 ya había generado un brote en El Bolsón (Río Negro) con transmisión interhumana comprobada. En la provincia de BsAs, la cepa viral es otra (hay al menos 10 genotipos diferentes circulando en el país).

¿Siempre existió y ahora es más visible?

Se tiene registro de su existencia desde hace varios años, y se fueron identificando diferentes cepas virales en las diferentes zonas endémicas. Se estima que los cambios generados en el ecosistema por la acción del hombre, el cambio climático, y la baja en el número de los predadores de los ratones, entre otras cosas, influyen en el aumento de casos.

¿Debería haber una emergencia sanitaria o un plan sanitario presentado por el Gobierno?

Si bien llama la atención el número de casos en el brote de Epuyén, se está trabajando con las herramientas disponibles para estas situaciones: vigilancia epidemiológica estricta; participación activa de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud, la creación de un Comité de contingencia provincial y una Mesa multisectorial de trabajo (formada por el Ministerio de Salud de Chubut y la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación). También se recurrió a la judicialización del aislamiento respiratorio selectivo; se realizó capacitación y apoyo a los equipos de salud; y se difunde permanentemente información a la población.

Te puede interesar

Top