Mundo

ATAQUE FRUSTRADO

La policía de Florida (EE.UU.) arrestó a dos chicas de 11 y12 años que pretendían generar una matanza en la escuela secundaria de la ciudad de Bartow. Fueron encontradas en el baño con cuchillos, un afilador, tijeras, un cortador de pizza y una copa. En esa copa pretendían beber la sangre de los muertos.

El jefe de la policía de Bartow, Joe Hall, testimonió: “Querían matar al menos a 15 personas y estaban esperando en el baño para encontrar a niños más pequeños que pudieran ser sus víctimas”. Una vez en custodia las chicas confesaron ser “adoradoras de satán”. El plan fue afortunadamente frustrado y las jóvenes se encuentran en un centro de atención juvenil donde van a tener que enfrentar varios cargos en su contra.