mundo

AHORA ES SU TURNO

Luego de los intentos de atentados con sobres explosivos a Hilary Clinton, Barak Obama y la sede de la CNN, ahora enviaron otro sobre a un restaurante que es propiedad de Robert de Niro. La policía de Nueva York ya lo secuestró e investiga de dónde provino este artefacto, mientras que Donald Trump queda en la mira ya que todas las víctimas son críticos de su gestión.

Estas amenazas llegan en un contexto de campaña política para las elecciones legislativas del 6 de noviembre, fecha clave en la que se verá el poder real de la fuerza de Trump y su parido Republicano. A propósito de los sobres explosivos, el mandatario dijo: “todo acto o amenaza de violencia política es un ataque contra la propia democracia”

Las otras víctimas de este tipo de ataques, fueron el multimillonario y filántropo George Soros, integrantes afroamericanos del partido demócrata como el exfiscal general de Obama, Eric Holder; y la legisladora de California Maxine Waters.

La policía de Nueva York trasladando los explosivos.