deportes

LA PIPA DE LA ALEGRÍA

 

Benedetto le dio la vida. En un partido tremendamente parejo, Boca superó al Palmeiras de Brasil por 2 a 0. Los goles fueron marcados por Darío Benedetto que volvió a convertir luego de su dura lesión de ligamentos cruzados. El primero, tras un córner, el segundo, en una magnífica jugada destacable por el control orientado y con un zapatazo que se metió en el palo derecho.

El Xeneize dominó a su rival durante algunos pasajes del partido, que no fueron continuados ni abrumadores. Este predominio se dio lugar tanto el primer tiempo como sobre los últimos 15′, y así se ganó la oportunidad de abrir el marcador, que si bien al principio se le venía negando, en el minuto 40 logró romper el maleficio mediante una pelota parada. Con esta conquista, Boca fue mucho más contundente y logró encontrar los espacios. Pero no fue otra cosa que el talento individual del “Pipa” lo que permitió marcar el segundo y darle la tranquilidad a Boca de cara a la vuelta.

El partido se jugó por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores de América. La vuelta será el 31 de este mes en Brasil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.