mundo

HISTÓRICA MISA

Actualizado 28/03/2020

El Papa Francisco se presentó ante una plaza vacía por primera vez en la historia. Dió una bendición que permite a los más de 1.300 millones de católicos obtener la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de sus pecados.

El Papa Francisco dió la indulgencia mundial y pidió estar unidos para combatir a la pandemia.

Así fue la misa del viernes en la cual insistió que el mundo debe “remar junto” para combatir la pandemia de coronavirus. "Señor, no nos abandones", suplicó el papa al hablar de una "tormenta inesperada y furiosa".

Te puede interesar

Top