mundo

REZÓ POR LA PANDEMIA

Actualizado 16/03/2020

Pese a las estrictas ordenes de aislamiento para frenar el coronavirus en uno de los países más afectados, el Papa salió este domingo del Vaticano para rezar en dos iglesias de la capital por el fin de la Pandemia. Este se dirigió hasta la Basílica de Santa María la Mayor y hasta la Vía del Corso, lugar donde rezó ante un crucifijo milagroso que en 1522 fue llevado en procesión por los barrios de la ciudad para que terminara la "gran peste" en Roma.

Anteriormente, por la mañana, Francisco había salido al balcón con vista a la Plaza de San Pedro, en donde realizó su clásica bendición en un lugar totalmente desierto. Es que en Italia está permitido sólo salir en situaciones de urgencia, para compras de medicina o alimentos. Allí, sólo este domingo murieron 368 personas, acumulando un total de 1809 decesos. Por otro lado, son 2335 las personas que ya se han curado, mientras que los afectados llegaron a 25.000.

Te puede interesar

Top