confesiones

DEBORA RAJTMAN

Débora Rajtman es coordinadora de Logística Unidad Técnica G20 del Gobierno Nacional y durante el fin semana de la cumbre trabajó codo a codo con los líderes de todo el mundo y sus delegaciones. En una charla con ElPodio.News reveló algunos detalles de esa experiencia.

¿Con qué cosas te encontraste en la organización del G20 que no te esperabas?

Nunca pensé que iba a ser algo tan increíble. No dimensioné el tamaño del proyecto cuando me convocaron. Me encontré con algo enorme, y muy intenso, en donde había mucho por hacer en poco tiempo. Por otro lado, pensé que iba a haber un manual y el G20 no lo tiene, cada país le da su impronta manteniendo ciertos estándares de calidad.

¿Cómo es el trato con las delegaciones de otros países?

¡Las delegaciones nos dieron un trato excelente! Las embajadas locales se ocuparon de trasladar todas sus necesidades y nos ayudaron en todas nuestras dudas. Nos consultaron mucho, para cada evento recibimos mails de las delegaciones que querían saber todos los detalles y hacer avanzadas de los lugares en donde iban a ocurrir los líderes.

¿Recibieron pedidos exóticos o extraños?

Hubo muchos pedidos, comida especial, camarín con ciertos requisitos para algún líder, zona para fumar, pero hubiera pensado que iban a pedir cosas más exóticas y sin embargo no, fueron todos pedidos muy tranquilos.

¿Cuánta gente estuvo involucrada en la organización?  

Tuvimos aproximadamente 1.300 personas del sector público trabajando. También hay que resaltar que la cumbre fue solo el final, ya que antes hicimos unas 60 reuniones preparatorias en el interior, en Capital Federal y en el exterior, en donde recibimos delegaciones de todos los países del G20.

¿Tienen previsto casos de contingencia?

Siempre se trabajó con planes de contingencia, pero por suerte no fue necesaria la implementación de los mismos.

¿Podés contar alguna perlita o curiosidad de esta edición del G20?

Me impresionó la simpatía de todos los presidentes, nos saludaban en cada momento y hasta alguno pidió sacarse una foto con nosotros. De hecho, tenemos algunas guardadas que nunca olvidaremos.