tecnología

PAGAR CON LA MANO

Ya conocemos los microchips que están en celulares, tarjetas y demás. Pero si te dicen que podés llevarlo bajo la piel… ¿qué harías? Los chips incrustados en la mano se están poniendo cada vez más de moda.

Suecia es el país pionero, donde aproximadamente 3000 personas –o más– ya lo tienen como parte de sí mismos. Se trata de un pequeño circuito electrónico,con forma de píldora y el tamaño de un grano de arroz, que funciona con tecnología inalámbrica.

“Cada vez más personas en Suecia se implantan chips RFID en la mano y los usan para abrir puertas, ‘llevar’ boletos de tren e incluso hacer pagos”, dice Ben Libberton, doctor en microbiología. Se puede pagar sin proporcionar datos, por lo que puede reemplazar a la tarjeta de crédito, las llaves y hasta evitar robos: Según Patrick Mesterton – dueño de Epicenter, empresa que implantó chips a sus empleados- “el mayor beneficio es la conveniencia”. 

Los microchips tienen el tamaño de un grano de arroz

El microchip se coloca debajo de la piel, entre los dedos índice y pulgar