mundo

DESOBEDIENTE

A días de la votación por el Brexit, el Parlamento Británico censuró al gobierno por desacato. La primera ministra Theresa May no se lo esperaba y asegura que tiene falta de apoyo entre los diputados.

Hubo 311 votos a favor y 293 en contra. Así, la Cámara de los Comunes juzgó al gobierno por no publicar todo el análisis legal sobre el acuerdo de divorcio entre el Reino Unido y la UE, alcanzado por May el mes pasado. Esto obligó al gobierno a prometer que se divulgará todo el informe antes del próximo martes, día previsto para que el Parlamento vote el acuerdo.

“Nunca antes se ha acusado a los ministros de desacatar al Parlamento. Es lamentable que el gobierno haya dejado que las cosas llegarán hasta aquí”,aseguró el diputado Keir Starmer. La votación dejó en claro la dificultad que enfrenta May en su objetivo de salida de la UE y pidió a los diputados que muestren “compromiso con el país”.