tecnología

VESTIDA PARA EL MANOSEO

“El vestido del respeto”. La empresa Schweppes Brasil -gaseosa de la línea Coca Cola- le encargó a la prestigiosa agencia de publicidad Ogilvy, el desarrollo de un experimento para visibilizar el acoso a las mujeres en los boliches. Entre ambos, diseñaron un vestido que posee múltiples sensores de tacto, capaces de identificar cuando una mujer está siendo tocada.

Luego del diseño, restaba llevar a cabo el experimento. Tres voluntarias se dispusieron a ponérselo y salir a bailar. Resultado: 157 manoseos sin consentimiento en casi 4 horas, es decir: 40 veces por hora. 

El vestido no solo identificó la cantidad, sino que transmitió los resultados en directo a través de WIFI, y pudo generar un mapa de calor, que identificó las zonas de mayor manoseo: caderas y hombros.

“¿Que tal si “chamuyas” con elegancia, inteligencia, humor, respeto?” cierra la publicidad.