deportes

EMPATE Y A LA CIMA

Actualizado 10/11/2019

Este domingo por la tarde noche, Boca visitó a Vélez en el estadio José Amalfitani por la décimo tercera fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. El conjunto de Alfaro que llegaba con la ilusión de quedar como único puntero, tuvo una difícil parada ante el Fortín del "Gringo" Heinze, que lo obligó a defenderse hasta el final, luego de la expulsión de Frank Fabra, sentenciando un 0-0 final para ambos equipos. Boca alcanzó la línea de Argentinos Juniors y Lanús en la cima con 25 unidades, seguido por River con 24.

El encuentro fue muy disputado y estuvo más peleado que jugado. La noche en Liniers se tradujo en una lucha constante, tanto desde lo futbolístico como en lo verbal. Al conjunto de Alfaro le quedó muy lejos el arco de Vélez, con Mauro Zárate y luego Jan Hurtado peleando solos arriba, mientras que el local pudo generar algunas ocasiones pero le costó penetrar el rígido esquema defensivo del Xeneize.

¿Cómo recibieron a Mauro en Liniers? A puros gritos y silbidos, con un tono siempre negativo. El delantero de Boca se comportó bastante bien y sólo desbarrancó al momento de ser reemplazado. Bajo la constante agresión de la gente de Vélez, el jugador Xeneize hizo un delicado gesto tocando el escudo de Boca cuando se metió en el banco de suplentes.

Te puede interesar

Top