mundo

CHILE NO SE CALMA

Actualizado 09/11/2019

El viernes, como respuesta al endurecimiento de la postura del presidente chileno Sebastián Piñera, que convocó al Consejo de Seguridad Nacional para resguardar el orden público, unas 75.000 personas salieron a la calle y se vivió una jornada de enfrentamientos con los carabineros.

A 21 días de comenzadas las protestas en Chile, la convocatoria comenzó tranquila en Plaza Italia, pero la violencia comenzó a crecer en medio de desmanes producidos por grupos reducidos de manifestantes.

La Casona Schneider, sede de la Universidad Pedro de Valdivia sufrió un saqueo y posteriormente se incendió. Veintitrés compañías de bomberos trabajaron en sofocar las llamas.

Mientras, un grupo de personas encapuchadas forzó el portón de la embajada argentina en Santiago -ubicada frente a la casona que se incendiaba- e ingresó al predio, informó Cancillería. Allí rompieron algunos vidrios, pero se retiraron al verificar que el edificio era una embajada.

"La seguridad en ese momento fue completamente superada. Las barricadas bloquearon los accesos vehiculares y la residencia quedó expuesta al ataque de los vandalizadores, que minutos antes habían saqueado e incendiado la sede de la Universidad Pedro de Valdivia. Abrieron la puerta, le metieron un fierro al portón y entraron unas diez o doce personas a los jardines", contó el embajador, José Octavio Bordón, a La Nación.

Te puede interesar

Top