sociedad

VAN A LA FUENTE

Actualizado 27/11/2018

Cansados de las sospechas y de tramas conspirativas acerca de que “la barra” de River fue quien impulsó el cobarde acto de agresión al micro de Boca que terminó provocando la suspensión del partido, la Justicia, salió a buscar responsables. ¿Cómo? Llevando a cabo un allanamiento en el propio estadio Monumental, inspeccionando las boleterías y otras instalaciones, con el propósito de desentrañar el negocio de la reventa y la posibilidad de una vinculación entre la dirigencia y la cúpula delincuente que encabeza la barra brava.

El operativo está a cargo de la Policía de la Ciudad, por pedido de la fiscalía a cargo de Norberto Brotto que ya viene investigando esta trama delictiva. De hecho, el viernes pasado en una serie de allanamientos (uno en la casa de “Caverna” Godoy, el jefe de “Los Borrachos del Tablón”) se secuestraron 300 entradas destinadas a la barra, más 7 millones de pesos aproximadamente, que se sospecha que era la recaudación de la reventa de entradas.

Si bien el allanamiento se da en el marco de la causa de la reventa, se sospecha que la ira causada por el operativo del viernes, desembocó en la posterior planificación de los hechos vividos en la previa del partido, haciendo de la suspensión, un hecho no aislado sino más bien pergeñado. Por lo menos así lo entienden el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el propio presidente Mauricio Macri. 

Te puede interesar

Top