deportes

PIEDRAS, GAS Y SUSPENSIÓN

Actualizado 24/11/2018

No faltaba nada. el Millonario o el Xeneize iban a gritar campeón de la Copa Libertadores de América, en una jornada histórica para el fútbol argentino y mundial. Hasta que una vez más, una mala costumbre de la sociedad acompañada de un paupérrimo operativo de seguridad que acompañó el micro de Boca hacia el Monumental, terminó con hinchas de River apedreando el micro del Xeneize, causando alguna lesiones físicas en los jugadores.

Varios de los jugadores Xeneizes sufrieron lesiones de astillas de vidrio y Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo tuvieron que viajar a una clínica para ser atendidos por oftalmólogos ya que tenían lesiones en los ojos.

La polémica comenzó poco después de las 16 horas y luego de interminables reuniones entre la Conmebol, Angelici, D’onofrio, Infantino, el «Chiqui» Tapia y demás, se decidió que la superfinal se jugará este domingo a partir de las 17 horas. Más allá de que la Confederación Sudamericana de Fútbol aseguró en dos ocasiones a través de Twitter que el partido se iba a jugar a las 18 y 19:15 horas respectivamente. Un papelón.

 

 

Top