mundo

CONTRA TODOS

Actualizado 13/08/2019

Las políticas de Donald Trump contra los inmigrantes se endurecen cada vez más. Ahora, el presidente también va por los inmigrantes legales en el país.

Se trata de quienes dependen de los programas públicos como los cupones de alimentos y viviendas subsidiadas por el gobierno. La iniciativa es parte de una nueva política radical para desacelerar también el flujo de inmigración legal a Estados Unidos y reducir la cantidad de personas que tienen ese estatus.

Como apunta a personas de bajos recursos, la medida los obligará a elegir entre recibir la ayuda financiera y vivir y trabajar legalmente en el país, algo que al parecer no afectaría a quienes ya tengan su green card. Esto es porque Estados Unidos quiere inmigrantes que puedan autoabastecerse sin depender de los recursos públicos, de acuerdo a la nueva reglamentación que empezaría a regir en 60 días.

Por su parte, los defensores de la inmigración prometieron demandar a la administración de Trump para evitar que entre en vigencia la normativa.

Te puede interesar

Top