mundo

OTRA VEZ SOPA

Actualizado 27/07/2019

Damares Alves, la ministra de la Familia, Mujer y Derechos Humanos de Brasil otra vez se puso en el foco de las miradas por sus polémicos dichos. Anteriormente, había dicho otras frases fuertes como que la mujer debía "ser sumisa en el matrimonio" o que "los niños deben vestir de azul y las niñas de rosa". Esta vez aseguró: "las niñas pobres son violadas porque no llevan calzones". La desafortunada frase fue dicha en el marco de la presentación de un programa que busca ayudar a las Islas del Archipiélago de Tapajós, una zona con una gran población indígena.

La funcionaria relacionó el alto índice de violaciones a menores en aquella ciudad con la falta de "calzones": "Especialistas nos dijeron que las niñas de allá son violadas porque no tienen calzones, la niñas no usan calzones porque son pobres". Es más, propuso como solución, instalar una fábrica que produzca y venda esas prendas: "Vamos a atacar el delito concientizando a la población y estimulando la instalación de fábricas y empresas que vendan esas prendas". Además contó que en la zona es habitual que las niñas sean entregadas a cambio de alimentos o incluso de combustible.



Te puede interesar

Top