varieté

LE DICEN SÍ A LA COPA

Actualizado 17/07/2019

Por más de que miles de mujeres las usan hace varios años, recién ahora es posible decir que “la ciencia” comprobó que las copas menstruales son un buen método de gestión de la menstruación. Es gracias a un estudio de la revista médica británica The Lancet Public Health.

Analizando los datos de 3300 mujeres, a las que se les realizaron varios estudios, concluyeron que la copita no acarrea peligros de infección, que no genera daño tisular (en la piel) ni en el cuello del útero y que no altera la flora vaginal. 

Además, comprobaron que “alrededor del 70% de las mujeres querían seguir usando copas menstruales tras familiarizarse con la forma de colocarlas. Así lo aseguró la autora de la investigación, Penelope Phillips-Howard. 

Uno de los principales motivos de quienes la eligen es disminuir el impacto ambiental de los productos de gestión menstrual y bajar los gastos. En el trasncurso de diez años, el costo de una copa supondría entre el 5% y el 7% del costo de 12 toallitas o tampones por período. Además, la copita solo genera el 0,4% de los residuos plásticos que producen las otras opciones.

Te puede interesar

Top