deportes

INSÓLITO

Actualizado 24/06/2019

El fútbol del ascenso argentino siempre puede dar alguna sorpresa. En esta ocasión, el partido entre Alvarado (Mar del Plata) y San Jorge (Tucumán) se robó todas las miradas y llamó mucho la atención. Es que en la disputa por la vuelta de la final para llegar a la B Nacional, el partido terminó de la peor manera: los tucumanos se sentaron en el césped apenas iban unos minutos del segundo tiempo y se retiraron del campo, lo que decretó el ascenso del conjunto marplatense.

Pero tendrán sus razones: los tucumanos estaban muy enojados por el arbitraje de Adrián Franklin, quien les expulsó a dos jugadores en el primet tiempo, por lo que en el arranque de la segunda parte hicieron la sentada en forma de reclamo y se retiraron del campo. Pese a que el partido de iba había terminado sin goles y la diferencia en este último era por la mínimael árbitro decretó el final del partido luego de que estos abandonaran la cancha y Alvarado gritó campeón.

Te puede interesar

Top