varieté

LO HACEN A PROPÓSITO

Actualizado 18/06/2019

Esa mirada que los perros ponen, que genera tanta ternura que podría hacerte llorar y entregarles todo lo que tenés, es totalmente intencional. De hecho, una investigación reveló que, con la evolución, los canes desarrollaron un músculo especialmente para inspirar ternura a los humanos.

El músculo está situado justo encima de los ojos de los perros y eleva la parte interior de sus cejas para provocar la mirada más tierna y lograr todos sus objetivos. El movimiento simula un aumento del tamaño de los ojos, que hace que se parezcan más a una mirada de un niño, y por eso despiertan en los humanos el instinto de protección. Además, adquieren un aspecto de mirada triste.

En 2013, un trabajo reveló que los perros que ponían esta mirada tenían más posibilidades de ser adoptados en refugios. “La evolución de los perros se explica por su interacción con los seres humanos”, declara en entrevista telefónica Anne Burrows, coautora de la investigación, de la Universidad Duquesne en Pittsburgh (EE.UU.). “Se han favorecido rasgos relacionados con la capacidad de comunicarse con las personas, así como con una baja agresividad, lo que incluye la expresión de los ojos”.

Te puede interesar

Top