varieté

DETRÁS DE LOS LOOKS

Actualizado 12/06/2019

Por Gimena Tarando
Ilustración: Rodrigo Mirra

.

Las estrellas convocadas a los premios Martín Fierro están a la altura de las circunstancias y el desfile por la alfombra roja lo dejó en evidencia. Estilismos estudiados al detalle, evocaciones del glamour de Hollywood y alta costura de gran nivel fue el saldo de una de las citas más importantes de la moda local donde no solo se muestran las ultimas tendencias, sino que funciona como vidriera para los nombres del mundo del diseño. Los tiempos de actrices despeinadas y conjuntos elegidos en treinta segundos parecen, por fin, haber terminado para la farándula argentina.

El look de Pampita, con estilismo de Mechi Ugarte, la ubicó entre una de las mas elegantes de la fiesta, con el diseño de Maria Gorof. La pieza de corte sirena y detalles impecables realzan su figura y le adjudican un aura de glamour. El look lo completó un maquillaje dramático de labios borravino, uno de los mas vistos en la ceremonia, a cargo de la maquiladora Estefanía Novillo, y un lacio con ondas estilo retro hecho por Zacarías Guedes.

La conductora de la previa del evento se lució con esta pieza de Javier Saiach. El argentino, radicado en Paraguay, vistió por segundo año consecutivo a Zaira y esta vez lo hizo con un catsuit de traslucencias y terciopelo negro que se completaba con una falda de tul de seda y frunces. El estilismo, a cargo de Anita Korman, se reforzó con pelo lacio y maquillaje neutro. Los labios casi marrones también fueron una de las tendencias de maquillaje en la fiesta. Todo el look fue un acierto pero hubo un sólo problema: el vestido de Sofía Zamólo, a cargo de Marcelo Péndola, tenía una silueta y color muy similar. ¿Algún cortocircuito de comunicación previa?

Sofía Zámolo

La premiada Carla Peterson, cuyo discurso dio que hablar, estaba impecable en un vestido de encaje y tul en nude. El autor de esta pieza fue Gabriel Lage y Romina Giangreco, su estilista a cargo del RFG Style Coaching, la responsable del look. El equipo de lujo contó con Sergio Lamensa como responsable del peinado. El maquillaje enfatizó esta visión brillante y traslúcida. El glow de la piel satinada y los labios neutros reforzaron una imagen que le sienta muy bien a la actriz.

El trabajo de los estilistas unifica las decisiones del equipo, conformado por maquilladores, peinadores y diseñadores para darle una dirección a la imagen de la figura, además de estar en todos los detalles de la presentación.

Nuevos nombres, nuevas imágenes

Los diseñadores que accedían a vestir a las estrellas en la alfombra roja, durante años, se redujeron a un puñado. Los mismos nombres reconocidos mostraban sus creaciones en las distintas figuras y la competencia no parecía un problema. En esta edición algunas figuras decidieron abrir las oportunidades y aportar más diversidad de estilos a la alfombra roja. El caso de Paula Chavez, por ejemplo, que se decidió junto a Carolina Berro Madero, su estilista, por una pieza creada especialmente para el evento, de la diseñadora Paula Selby Avellaneda, responsable de House of Matching Colours.

La firma de diseño independiente tiene una colección prêt-à-porter y de alta costura con una pizca de trash y en esta oportunidad se decidió por un diseño romántico que evocaba a heroína de Game of Thrones.

También fue el turno de Santiago Artemis que enfundó de verde brillante a Monica Antonópulos en un vestido de moños y mangas ampulosas fiel a su estilo ecléctico y con una fuerte impronta de los años ochenta.

Mónica Antonópulos por Santiago Artemis

El jovencísimo Jorge Rey que aún se encuentra cursando sus estudios en la universidad fue el responsable de las piezas gris perla de Florencia Peña y Cande Ruggeri. El espacio de los nuevos creadores amplía las propuestas en esta, la pasarela de tendencias más importante de la primera mitad del año.

Te puede interesar

Top