sociedad

CHICOS ENTRE REJAS

En Argentina son 7200 los adolescentes que cumplen medidas penales. 1300 están alojados en Centros cerrados y el 3,7% tiene menos de 16 años, es decir: no deberían estar presos.

Los datos surgen de la investigación de UNICEF y el Centro de Estudios de Población “Las Voces de las y los Adolescentes Privados de Libertad en Argentina” que se presentó este martes.

La investigación refleja la deficiencia del método de encierro en adolescentes, especialmente porque no se cumple los fines educativos y de reinserción social y los chicos viven en un contexto de violencia, abusos, y poco acceso para tratamiento de salud.

La mitad de los chicos relevados no iba a la escuela antes del encierro, y la gran mayoría habían repetido o abandonado. El 80% consumió marihuana y el 50% cocaína.

“Uno de los temas que más nos preocupan es el de los chicos y chicas privados de su libertad. Y las condiciones en las que están. En algunos casos pueden ser comparadas con la tortura. Hay que poner en duda que el encierro sea la mejor opción, y sus condiciones hacen que sea difícil para los adolescentes responder bien en este período de encierro”, aseguró Ana de Mendoza, representante UNICEF Argentina al diario Clarín.

Top