economía

PURA COMPETENCIA

Actualizado 14/11/2018

Y un alivio. Shell dio marcha atrás con el aumento de los precios de sus combustibles y bajará sus valores un 2,7%. Había aumentado 4,8% a principio de mes.

El litro de súper se venderá a $38,99, la línea premium a $45,75 y los diesel costarán $35,68 (común) y $41,25 (premium). Shell se sumó a Axion, la primera en aplicar rebajas, y ambas lo hicieron para no perder mercado ni quedar desfasadas con los aumentos de YPF, que subió sus productos la mitad que sus rivales.

Además, a pesar de la baja del petróleo y el dólar, las petroleras anunciaron que todavía les queda un aumento del 9% para estar acorde con la devaluación. En diciembre, vendrá el impuesto al combustible que significará un 1,25% al precio del litro de naft

Top