mundo

LES PIDO PERDÓN

Actualizado 02/06/2019

El Papa Francisco pidió perdón este domingo a la comunidad gitana por "la discriminación, segregación y maltrato" que sufrió a lo largo de la historia, en un encuentro en la ciudad rumana de Blaj.

"Llevo un peso en el corazón. Es el peso de las discriminaciones, de las segregaciones y de los maltratos que han sufrido vuestras comunidades", dijo el Pontífice en su visita al barrio de Barbu Lautaru, habitado principalmente por esta etnia. Francisco admitió también que los cristianos y los católicos "no son ajenos a tanto mal" y reiteró sus disculpas en nombre de la Iglesia Católica.

"No fuimos capaces de reconoceros, valoraros y defenderos en vuestra singularidad", aseguró el Papa y a la vez señaló: "La indiferencia es la que alimenta los prejuicios y fomenta los rencores". Además, Francisco defendió la integración de esta minoría en la sociedad y los animó a aportar su identidad, como "el valor de la vida y de la familia, la solidaridad, el apoyo y la defensa de los más débiles, el respeto a los ancianos, la religiosidad o la alegría de vivir". Próximamente el Papa partirá hacia la ciudad rumana de Sibiu, para luego volver a Roma, terminando así su trigésimo viaje internacional.

Francisco fue acogido en el modesto templo por algunas familias y niños que le escuchaban sentados en el suelo (AFP).
El encuentro tuvo lugar en la nueva iglesia de San Andrés y el beato Ioan Suciu, en Barbu Lautaru, y el cura don Ioan ilustró la labor que la iglesia greco-católica lleva a cabo con esta minoría, que en Rumania representa en torno al 3 % de la población (AFP)
Top