política

PARA CASI TODOS

Actualizado 12/11/2018

Como consecuencia del bono de $5.000 negociado por el Gobierno con la CGT para el sector privado,  el Ejecutivo negocia ahora una compensación para un sector de los empleados públicos que rondaría los $6.000 y saldría junto con el decreto que publicará el gobierno en los próximos días, cobrando así el personal de administración nacional y organismos descentralizados. En la nación, las negociaciones con los gremios son encabezadas por el vicejefe del Gabinete, Andrés Ibarra, mientras que los gobernadores deberán negociar con los empleados públicos que contemplen.

La compensación por inflación para los estatales estaría entre los $4.000 y $6.000, pudiendo superar el monto acordado con el sector privado.  De igual manera, desde este sector le reclaman al Gobierno la re-apertura de paritarias y aseguran que la compensación está muy lejos de cubrir el monto que se perdió durante el año por la inflación. "Pedimos la reapertura de la paritaria y que los $ 4000 de noviembre pasen al sueldo" aseguró Hugo Godoy, secretario general de ATE. “Por ahora lo único en discusión es el bono, llegamos hasta donde podemos sin desequilibrar las cuentas” bajaron desde el Gobierno.

Lo cobrarían: empleados del área de Presidencia, ministerios, organismos descentralizados como PAMI, INCAA, ANSES y parques nacionales, institutos y personal civil de las Fuerzas Armadas. Quedarían afuera: empresas públicas y sociedades del Estado como YPF, Aerolíneas, docentes y empleados de universidades nacionales, agentes de Seguridad y de Defensa, Poder Judicial y Congreso.

 

Te puede interesar

Top