deportes

NO FALTARON GOLES

Actualizado 12/11/2018

Luego de la postergación por lluvia del último sábado, finalmente este domingo por la tarde Boca y River se midieron en La Bombonera por la primera final de la Copa Libertadores de América, algo que sucedió por primera vez en la historia, en un marco más que superclásico y a estadio repleto.  El encuentro terminó 2-2 y ambos equipos definirán su suerte el próximo 24 de noviembre en el Monumental de Núñez.

En la primera mitad, River tomó la iniciativa en ataque y complicó a Boca generando varias ocasiones claras con buenas respuestas de Rossi. En 25’PT Cristian Pavón debió ser reemplazado por lesión e ingresó en su lugar Darío Benedetto. Luego de esto, Boca encontró el 1-0 en 33′ PT con un doble disparo de Ramón Ábila contra Armani y de inmediato River lo empató en los pies de Pratto a los 35′ PT, dos típicos goles de centro-delantero. Y desde allí el partido empezó a ser de ida y vuelta. Sobre el final, Benedetto puso el 2-1 de cabeza tras un centro de Villa.

En la segunda mitad, Boca salía mejor parado con el resultado a favor y River lo atacaba de contra. De a poco el partido volvía a emparejarse y al igual que el segundo del Xeneize, el Millonario encontraba el 2-2 en 60′ ST de pelota parada, tras un centro de Gonzalo Martínez y un gol entre Lucas Pratto e Izquierdoz que la termina metiendo en contra. Sobre el final, Armani le tapó mano a mano el gol del triunfo a Benedetto. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Top