Deportes

¡SE JUEGA!

La Conmebol confirmó este domingo a la mañana que el superclásico de la Final de la Copa Libertadores se jugará a la 16 en la Bombonera.

Luego de la fuerte tormenta que castigó a la ciudad de Buenos Aires desde la mañana de ayer sábado, donde cayeron más de 100 milímetros, logrando grandes charcos dentro y fuera de La Bombonera, el partido entre Boca y River por la primera final de la Copa Libertadores de América fue oficialmente suspendido por la Conmebol.

Una decisión bastante lógica, en un campo que drenó hasta dónde pudo y jugar al fútbol era algo imposible. El plantel de River nunca partió desde el Monumental hacia La Bombonera y se quedó allí para moverse un poco y seguir concentrado, mientras que Boca hará lo propio en Casa Amarilla. De igual manera, el pronóstico de Buenos Aires informa que seguirá con lluvias hasta el martes. ¿Algo más para este juego de locos?