Política

SÍ, ACEPTO

La CGT desactivó la posibilidad de un nuevo paro general y aceptó el bono compensatorio de $5000 que le ofrecía el Gobierno. Tras un acuerdo con los empresarios -que inicialmente se negaban a pagar- el proyecto del decreto del bono contempla el pago en dos partes: con los sueldos de noviembre y enero. 

El bono será no remunerativo y la empresas que estén en crisis podrán negociar con los gremios el pago de menos dinero o de mayora cantidad de cuotas.

Desde la CGT aseguraron que no habrá paro general, siempre y cuando la compensación no se tenga en cuenta en las próximas paritarias. Así lo aseguró uno de los líderes de la central obrera, Héctor Daer.