Tecnología

NO NECESITA AGUA

El multimillonario Bill Gates no deja de sorprender. Esta vez, el estadounidense presentó en Beijing un inodoro que no necesita agua ni alcantarillas porque mediante productos químicos se convierte los desechos humanos en fertilizantes. Están siendo probados en la ciudad sudafricana de Durban. Con esta iniciativa se puede reducir drásticamente el número de muertes y el impacto de la falta de higiene en la salud de los países más pobres.

“Esta exposición presenta por primera vez tecnologías y productos de saneamiento descentralizados radicalmente nuevos y listos para comercializarse”, destacó Gates en un comunicado divulgado por la Fundación Bill y Melinda Gates, una organización privada de Filantropía.