deportes

ALEGRÍA MUNDIAL

Actualizado 08/04/2019

En una noche agónica que tuvo de todo, la selección argentina de futsal volvió a pisar fuerte como lo hizo desde el comienzo del certamen ante Brasil(aunque en esta ocasión le costó y mucho) y levantó la Copa del Mundo por segunda vez, ahora como local en Misiones.

Frente al eterno rival, el combinado albiceleste tuvo que sufrir forzando el tiempo extra sobre el final del encuentro cuando perdía 2-1 y lo empató, para finalmente darlo vuelta y adueñarse del 3-2 que le permitió gritar campeón. “Esta película no podía terminar con un final triste”, aseguró el capitán mendocino, Marcelo Mescolatti, que jugó su cuarto mundial con la selección.

Top