economía

MARCHA ATRÁS

Actualizado 02/04/2019

La empresa Raizen, que vende los combustibles Shell en todo el país, retrotrajo el aumento de 9,5% sobre el precio de las naftas que había anunciado el sábado, para fijar finalmente el mismo en solo 4,5%. Esto se debe a que las empresas competidoras, principalmente YPF, al anunciar sus respectivos aumentos, los hicieron rondando esa cifra. Primero fue la compañía estatal y luego Axion se acomodó a sus precios.

Estos anuncios motivaron la polémica ya que Raizen y la empresa Puma habían subido bastante más. Primero Puma -que sólo tiene el 5% de las surtidores del país- retrotrajo el aumento, y ahora la compañia brasilera (Raizen) que tiene el poder de la marca holandesa (Shell) en Argentina. Los aumentos fueron justificados por el incremento del dólar y del precio internacional del crudo del Brent.

Top