política

PALITO SANTO

La tensión no parece tener fin. En plena Asamblea Plenaria de Obispos, los mismos criticaron al gobierno por la “crisis económica”. En un contexto de clima con temperatura, luego de la Misa en Luján con Camioneros y de la expectativa por la renuncia a los subsidios estatales. El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea tomó la palabra y sin ánimos de victimización, llamó a “no paralizarse” por la situación económica del país, que según él, “resiente la confianza en la dirigencia política”.

Por otro lado, reconoció que la institución atraviesa un momento crítico: “Estamos terminando un año sumamente difícil”. En este sentido, culpó al “debate sobre el aborto y su repercusión en muchos jóvenes”, las denuncias a los curas en los colegios católicos y los ataques en primera persona hacia el Papa Francisco. 

“Todo esto lo hemos vivido en medio de una crisis social y económica que golpea a todo el pueblo argentino, y que va resintiendo la confianza en la dirigencia política aumentando el mal humor social, el enojo y la intolerancia que hace muy crispada la convivencia”, Ojea.

Top