economía

LA ECONOMÍA A LAS URNAS

Actualizado 27/03/2019

Por Juan Pedro Brandi, consultor asociado Berensztein®

A diferencia del 2007, 2011 y hasta el 2015, la actual contienda electoral encuentra a la economía buscando su lugar en el debate. ¿En dónde estará presente? Tres lugares posibles:

  • El primer terreno consiste en saber hasta qué punto el proceso electoral mejorará o empeorará la actual trayectoria económica. En el suceder de los meses, más o menos incertidumbre económica bailará al ritmo de la dinámica electoral.
  • El segundo espacio tiene que ver con el “peso” de la economía en las decisiones del votante. La causalidad de la economía en la política se idealiza en la mente de escépticos y creyentes. Los primeros sostienen que los votantes consideran otros atributos a la hora de elegir un candidato; los segundos consideran que la economía es determinante para la política. ¿Algoritmo mata inflación?
  • El tercer ámbito se inscribe en el papel que tendrá la economía en las propuestas electorales. Cambiemos se balancea entre lo inevitable y lo deseable; la economía para Cambiemos se bambolea entre dos sensaciones: convencer al electorado que el rumbo económico es el único posible y recrear una agenda de futuro. El kirchnerismo tiene que conquistar el electorado no cautivo ofreciendo el “pasado luminoso” como futuro posible a través de instrumentos ininteligibles; si presenta las políticas pasadas (cepos, restricciones al comercio, etc.) no podrá enamorar a los dudosos. Finalmente, Alternativa Federal al presentarse como garante de cierto “racionalismo” deberá convencernos de la existencia de la coherencia económica. La sensatez en Argentina es un blanco móvil producto de la falta de consensos básicos entre los actores de la sociedad.

Ausente una deseable reflexión estructural de largo plazo sobre las posibilidades de desarrollo de nuestro país, la economía se debatirá entre la injerencia que tendrá en el ejercicio al voto y en la forma que moldeará las propuestas electorales. Los próximos meses podremos desentrañar el camino asumido.

Top