tecnología

Juego sucio

Actualizado 02/10/2020

Un gran escándalo se desató en el mundo de los esports. Entrenadores del Counter-Strike: Global Offensive hicieron prácticas ilegales.

Usaron un error del juego que les dio ventajas a los jugadores, permitiéndoles ver los movimientos y ubicación del equipo contrario. Hubo 3 sancionados: Ricardo Sinigaglia, Nicolai Petersen y Aleksandr Bogatiryev. No podrán competir de 6 meses a dos años, los equipos fueron descalificados y deberán devolver el dinero que ganaron en los torneos.

Michal Slowinski es uno de los encargados de la investigación internacional

Te puede interesar

Top