política

INICIANDO DESPRENDIMIENTO

Actualizado 04/11/2018

Domingo de misa, semana agitada. La autoridades eclesiásticas anunciarán esta semana, la renuncia a los aportes del Estado en la Iglesia, en medio de un clima de tensión con el gobierno. La medida había sido convenida en agosto, en el marco del debate de la legalización del aborto y con vistas al plan de recorte del ejecutivo, para alcanzar el “Déficit 0”. Hoy por hoy, los argentinos le otorgamos a la institución religiosa $140 millones de pesos, de los cuáles se ira desprendiendo de manera gradual.

La decisión llega en medio de la polémica por el acercamiento del Papa como cabeza y de los obispos argentinos, al movimiento gremial liderado por los Moyano, con una misa llevada a cabo en Luján, junto a Camioneros. Lo que se consideró como un gesto político del obispado, específicamente del obispo de Luján, Agustín Radriazzani, que luego debió pedir disculpas.

Se espera que la renuncia a los fondos públicos llegue durante la 116° Asamblea Plenaria de Obispos de todo el país que se llevará a cabo desde el lunes y hasta el viernes. Para eso, el gobierno y los representantes de la comisión episcopal que revisa este asunto, vienen reuniéndose para analizar el gradualismo del desprendimiento y diversas formas para recaudar y compensar ese fondo.

Top