política

EN LA HABANA CON FLOR

Cristina Kirchner llegó a La Habana y la recibió el canciller cubano, Bruno Rodríguez. El viaje de Cristina es para ver a su hija Florencia que anda con problemas de salud. Según le informó a la Justicia padece una obstrucción linfática que le generó un linfedema. Es una acumulación de líquido linfático en las piernas.

Florencia Kirchner, de 29 años, está acusada junto a su hermano Máximo y su madre, en una causa por presunto lavado de activos y asociación ilícita por operaciones de una de las empresas de la familia que realizó con adjudicatarios de obra pública.

Top