confesiones

TUPUNGATO TURISMO

Actualizado 10/07/2020

El municipio del Valle de Uco es una de las referencias cuando se habla de Mendoza como punto turístico. En el peor momento del sector en décadas, por la emergencia sanitaria, los mendocinos se prestan a aprovechar el protocolo de turismo interno y el fin de semana largo que introduce las vacaciones de invierno. Hablamos con Analia Parra responsable de Turismo del municipio de Tupungato, conducido por Gustavo Soto.

Soto y Parra.

¿En qué consiste la certificación en calidad sanitaria a los prestadores de servicios turísticos?


El programa "Sello de calidad sanitaria" surge de la necesidad de que los prestadores de servicios turísticos estuvieran interiorizados en el protocolo y así facilitar el control. Trabajamos junto con el área de Turismo, la de Fiscalización y Control y de Salud. Tiene dos puntos, por un lado hacemos una capacitación en la cual analizamos el protocolo provincial y explicamos las cuestiones que están sujetas a interpretación, para tener un criterio unificado. La segunda etapa es la del control de la aplicación. Es un trabajo muy grande y estamos haciéndolo en la medida de los recursos con los que contamos.  

¿Creés que la no obligatoriedad incentiva a que los prestadores tengan una mirada más responsable?

Debatimos mucho ese punto. Sentimos que iba a ser una necesidad del establecimiento, que el ente de control les avale que están haciendo las cosas bien. Muchos no lo querrán hacer pero esto sienta un precedente para que desde la municipalidad se recomiende el servicio que más apunte a la calidad.  Yo creo que esto va a generar un contagio.

¿Y a la vez puede sentar un precedente para que otros municipios lo adopten?

Si, puede ser. La idea de la certificación la tomamos hace mucho, en la Mesa Federal de municipios turísticos. Nosotros tomamos el proyecto y vimos qué tan aplicable era en nuestro territorio. Es una realidad que supone una logística importante. Yo creo que nosotros lo podemos hacer porque nuestro universo de prestadores es mucho más pequeño y cercano. El Sur, por ejemplo, pensó en implementarlo pero su universo supone al menos 10.000 plazas. Aplicar todo este proceso debe ser súper complejo, más en este contexto. Por eso se deben estar tomando su tiempo.

¿Cuáles son las expectativas de la temporada de invierno?

En cuanto a la capacidad de carga que tenemos, estamos muy limitados. De 600 plazas disponibles deben estar en funcionamiento el 10%. Y de ese porcentaje, tienen que trabajar al 50%. Tenemos muy poca capacidad para recibirlos. En ocupación vamos a estar siempre al 100% en este sentido. Hay una gran demanda principalmente en fines de semana como ahora. Gastronomía rechaza 500 reservas por día porque no dan a basto. En conclusión, para los que están trabajando va hacer un alivio pero siempre en contexto de limitaciones. La gente se ha volcado hacia el Valle de Uco y le pedimos paciencia. Son situaciones de la nueva normalidad. 

Justo cuando la reina de la Vendimia es de Tupungato, se desata la pandemia. ¿Cómo se aprovecha en este contexto?

Mayra (Tous) tiene una capacidad increíble para la comunicación. Yo creo que esa capacidad la ha volcado a la virtualidad y está teniendo mucha repercusión. A pesar de que en principio sufría por ser la reina de la Vendimia de la época del Covid-19, yo creo que va a ser considerada históricamente como la reina de la Vendimia de las redes sociales. Más allá de que represente a toda la provincia, nosotros le tenemos una agenda muy cargada, aprovechando que está limitada al contexto de Tupungato por el aislamiento. Hemos optimizado todos los recursos para que ella los explote. Es nuestra reina de la Vendimia virtual.

Mayra Tous, de Tupungato, es la Reina Nacional de la Vendimia 2020 ...

Te puede interesar

Top