sociedad

CONDENADO EN CASA

Actualizado 13/05/2020

El celador del colegio Murialdo, Alejandro Salas, fue encontrado culpable este miércoles y condenado a seis años de prisión por el abuso sexual a una pequeña que iba a salita de cuatro en 2018.

Salas permanecerá en prisión domiciliaria hasta que la sentencia quede firme. En la audiencia, que se realizó por videoconferencia, los jueces Eduardo Martearena, Belén Salido y Mateo Bermejo lo condenaron por "abuso sexual agravado por acceso carnal y por la calidad de guardador". Por el caso que tuvo un gran impacto en la institución religiosa de Guaymallén, la fiscal Cecilia Bignert había pedido ocho años, el mínimo por el delito que contempla penas de hasta 20 años.

El abogado de la familia de la víctima, Gastón Andino, había solicitado 10 años de prisión, mientras que la defensa reclamó la absolución.

Te puede interesar

Top