mundo

QUISIERON DESINFECTARSE

Actualizado 28/04/2020

En Nueva York, el Centro para el Control de Envenenamientos recibió alrededor de 100 consultas por incidentes con desinfectante, cuatro días después de que Donald Trump sugiriera desafortunadamente el estudio de la posibilidad de tratar al COVID-19 con desinfectantes, entendiendo que estos son los más efectivos hasta el momento para evitar la propagación del virus en superficies. Esas versiones fueron cruzadas rápidamente por los profesionales de ese país, que debieron aclarar lo dicho por el mandatario.

En los datos brindados por el Centro de Control no se aclaró si el contacto con el producto fue con la piel o ingerido, pero se comparó el número de consultas con la misma fecha del año pasado, en donde sólo se habían comunicado 28 casos. En ese sentido, las llamadas aumentaron notablemente desde la polémica declaración del mandatario nortemaricano. Posteriormente, este se defendió asegurando que había agregado "una cuota de sarcasmo" a sus declaraciones.

Te puede interesar

Top