Mundo

PRECIO A SU CABEZA

La mafia italiana ofrece 5.000 euros por la cabeza de Pocho, un perro de la brigada antidroga de Nápoles. Es un Jack Russell Terrier de 9 años que trabaja para la policía gracias a su gran olfato. Su apodo viene por el mismísimo jugador argentino que jugó en Napoli, Ezequiel Lavezzi.

Ya lleva descubierto más de dos toneladas de sustancias ilegales y eso produce pérdida de millones de euros para los clanes mafiosos. Es un perro de temer, por eso La Camorra una de las organizaciones criminales de Italia le puso precio.