sociedad

EL ÚLTIMO ADIÓS

La familia de Emiliano Sala, madre (Mercedes) y hermanos (Romina y Darío) ya están en la ciudad santafesina de Progreso, junto al padre que se había quedado en el país, a la espera de los restos del futbolista que llegarán este viernes a Ezeiza, para luego ser llevados a la familia.

El sábado se realizará el velatorio para darle el último adiós a Emiliano, en el club que lo vio nacer futbolísticamente. Será en el gimnasio del Club San Martín (de Progreso). Allí, se le rendirá un multitudinario homenaje entre amigos, familiares y vecinos de su pueblo. Así lo confirmó el presidente del club.

“Habrá mucha gente y el Polideportivo es el lugar donde él iba siempre” aseguró Diego Solís, entrenador de Emiliano en inferiores. “Lo necesitaba Dios para un picado y se lo llevó. Justo a él y en su mejor momento. Duele y mucho porque era una persona de valores y con una humildad inexplicable” cerró.

Top